91 351 99 36
Blog

Diferencias entre alineación y equilibrado de los neumáticos

Como sabemos, los neumáticos de nuestro coche son uno de los elementos que hay que cuidar de forma especial. Si tenemos los neumáticos en mal estado podemos ver reducida nuestra seguridad y la estabilidad en la conducción. En algún momento, todos hemos escuchado las recomendaciones de nuestros mecánicos sobre hacer una alineación de las ruedas o realizar un equilibrado. En este artículo, distinguiremos de qué trata cada una de las dos opciones, su procedimiento y las diferencias que existen entre ellas.

La alineación de las ruedas o alineación de la dirección consiste en ajustar los neumáticos en línea de forma correcta. En numerosas ocasiones, un golpe con un bordillo al aparcar, un saliente o algún objeto similar puede hacer que perdamos la alineación de nuestras ruedas. Cuando eso ocurre, el neumático se desgasta de manera prematura e irregular. A su vez, consumirá más gasolina por la fricción y hará que perdamos adherencia.

Para realizar una alineación de manera correcta, se deben colocar las ruedas paralelas en un eje y que los mismos ejes también se ajusten de forma paralela entre sí.

La alineación no es necesaria en cada cambio o sustitución de neumáticos. Lo es cuando se da una de las situaciones anteriores que hemos mencionado y lo detectaremos cuando en un terreno llano el vehículo tienda a irse para los lados cuando no realizamos fuerza para sujetar el volante.

Por su parte, el equilibrado de los neumáticos es un procedimiento en el que se ajusta la llanta al neumático para evitar así desequilibrios entre ambos. En caso de que los neumáticos estén mal equilibrados, notaremos vibraciones en el coche que repercuten directamente en el volante, en el salpicadero y en los asientos, lo que perjudica la conducción. Estas vibraciones suelen notarse entre los 90 y los 120 kilómetros por hora.

Este proceso se lleva a cabo con máquinas equilibradoras como la que en i-Neumaticos tenemos en nuestros talleres móviles y que les mostramos en la siguiente imagen.

Aunque el equilibrado necesita una realización precisa, es un procedimiento económico.

Ambos procedimientos se realizan de forma distinta pero son importantes para alargar la vida útil de nuestros neumáticos. Como hemos comentado con anterioridad, la alineación no es necesaria en cada cambio de neumáticos si la dirección del vehículo no está dañada, mientras que el equilibrado de los neumáticos es obligatorio en cada cambio para poder mantener la estabilidad y confort del vehículo durante la conducción.

Por estos motivos, lo recomendable es que en el momento que se note cualquier tipo de vibración o movimiento inusual en el volante, consultemos con un especialista para que nos indique el estado en el que se encuentran los neumáticos y, si es necesario alguno de estos dos servicios, aplicarlo para volver a disfrutar de la plena seguridad y el confort de nuestro vehículo.

Etiquetas: ,



Deja un comentario



He leído y acepto la política de privacidad

Categorías

Archivo