91 351 99 36
Blog

Diferencias entre neumáticos de invierno y ‘all season’

Como sabemos, el mercado ofrece una gran diversidad de marcas y tipos de neumáticos en función del uso, tipo de vehículo, zona geográfica, forma de conducir, etc. Por eso, una duda muy común ahora que se aproxima el frío es: ¿Debo cambiar mis neumáticos de verano por unos de invierno? ¿Los neumáticos para todas las estaciones o ‘todo el tiempo’, son adecuados para mis necesidades?

Durante los meses de invierno, las condiciones de climatología provocan que el asfalto se congele; por tanto, el neumático no entra en contacto directamente con la calzada, y no hay resistencia entre el firme y el neumático, por lo que los vehículos sufren falta de tracción. Se trata de un peligro habitual cuando empieza a nevar. El diseño y creación de los neumáticos de invierno sirven para hacer frente a esas adversidades.

En España, a diferencia de otros países como Alemania o Suiza, no existe obligación de llevar este tipo de neumáticos, pero es recomendable hacerlo si nos desplazamos a lugares donde las temperaturas son más bajas en invierno. Solo en esas zonas determinadas de la Península Ibérica necesitan el uso de neumáticos de invierno.

Los neumáticos de invierno vienen con el marcaje M+S para barro y nieve (Mud and Snow en inglés). Además de este signo, se puede observar también un pictograma con una montaña de tres picos y un copo de nieve (3PMSF es el acrónimo de Three Peak Mountain Snow Flake en inglés) que informa que dichos neumáticos no están obligados a usar cadenas, si bien no todos los neumáticos de invierno llevan esa indicación.

Existe, además, una clasificación en función de la cantidad de nieve o hielo en el firme que estos neumáticos pueden soportar con la máxima seguridad. Por ejemplo, los denominados ‘alpinos’ se han diseñado para circular sobre la calzada con un 20% de hielo, y existen otros que soportan hasta un 80% de nieve.

Muchas personas utilizan neumáticos ‘all season’ (‘cuatro estaciones’, para cualquier momento). Estos neumáticos sirven para todo el año gracias a la combinación de nuevas tecnologías y compuestos que permite una eficaz evacuación del agua y una vida útil igual o superior a los del verano. Llevan también el marcaje M+S, pero no están preparados para mucha nieve. Pueden circular tanto en verano como en invierno. Buscan un equilibrio y adaptan sus prestaciones según las exigencias de los cambios de temperatura y del pavimento sin necesidad de que el usuario deba cambiar sus neumáticos por otros específicos cada época del año (invierno-verano).

Michelin Crossclimate es el primer modelo desarrollado para cuatro estaciones con certificado de invierno, es decir, lleva el signo 3PMSF y por supuesto el marcaje M+S.  Según la ficha técnica del producto, su éxito se debe al diseño innovador de este producto, pues se emplearon novedosos tacos de goma achaflanados y laminillas de altas prestaciones; destaca su característico dibujo en forma de V. Su agarre en suelo seco es excelente y como describen sus creadores, la distancia de frenada es menor en comparación con sus símiles en el segmento.

Volviendo a la pregunta formulada al inicio del post, debemos tener en cuenta la región donde utilicemos el vehículo. Por ejemplo, nos encontramos por Andalucía o por la costa sur del Mediterráneo probablemente nos conviene mejor el uso de neumáticos cuatro estaciones. En cambio, el norte de Lleida o Girona (Pirineos) hay que valorar el uso de cadenas, por lo que los neumáticos de invierno serán bienvenidos.

Recomendamos consultar a los especialistas antes de decidir el modelo de neumático a instalar dado que es una muy importante decisión a tener en cuenta por nuestra propia seguridad. Desde i-neumaticos, ofrecemos nuestro servicio de atención al cliente para asesorar sin ningún compromiso.



Deja un comentario



He leído y acepto la política de privacidad

Categorías

Archivo