91 351 99 36
Blog

Equivalencia de neumáticos

Antes de realizar cualquier cambio en los neumáticos de nuestro vehículo, debemos tener en cuenta que estos deben cumplir una serie de requisitos adecuados para cada tipo de vehículo y modelo.

En el manual de nuestro vehículo se nos indican las recomendaciones del fabricante; en este caso, aquellos neumáticos con los que se han hecho todas las pruebas pertinentes y que garantizan al usuario desplazarse en su vehículo en las máximas condiciones de seguridad.

Cuando cambiamos los neumáticos por unos que no son los correspondientes a la medida original o de serie del vehículo es posible que variemos el desarrollo del mismo.

Para verificar las medidas de los neumáticos, cabe recordar que están grabadas sobre la cubierta, marcadas como ancho , perfil y diámetro seguidas de los índices de carga y velocidad recomendados. El primer elemento que nos encontramos cuando queremos conocer la equivalencia de un neumático es la medida.

Además de comprobar la medida en el propio neumático, debemos hacerlo también con la ficha técnica del vehículo para tener claro cuales son las medidas homologadas para el mismo.

Para que los neumáticos sean equivalentes deben cumplir los siguientes requisitos:
-El índice de carga y el índice de velocidad deben ser iguales o superiores al de cualquiera de los neumáticos que figuran en la ficha técnica del vehículo (Tarjeta ITV)
-La llanta debe ser la adecuada para el neumático que vamos a instalar
-No pueden existir interferencias entre el neumático y otras partes del vehículo
-El ancho de vía no debe superar la tolerancia de +30 y -30 mm que consta en la ficha técnica del vehículo
-Se debe respetar el sentido de giro del neumático
-La tolerancia dimensional admitida por el diámetro exterior debe estar comprendida entre +3% y -3%

En caso de no superar estas condiciones de equivalencia en las medidas, existen casos concretos en los que se tendrá que realizar de manera obligada la homologación de la medida para dicho vehículo o, como indica la normativa, la homologación será obligatoria en caso de que los neumáticos nuevos no cumplan con las condiciones de equivalencia.

Una vez comprobadas todas estas indicaciones, ya sabemos que no nos vale cualquier tipo de neumático, por lo tanto tendremos que buscar aquellos que son los adecuados para nuestro vehículo.

Existen unas herramientas muy útiles que nos pueden ayudar en este tema, se conocen como calculadoras de equivalencias (por ejemplo, la de i-neumaticos) y son muy simples. En este caso, lo habitual es que tengamos que introducir los datos que hemos comentado anteriormente y dejar que el sistema haga la búsqueda.

 

Aparecerá un listado con una serie de medidas en donde se nos indicará el ancho, el perfil y el diámetro de las equivalencias.

También nos podemos encontrar con buscadores de medidas equivalentes en los que introduciremos la medida de los neumáticos que llevamos actualmente y la que queremos montar. Nos aparecerá un listado con la diferencia en porcentaje para saber si el neumático es equivalente o que medidas podríamos montar en este caso.

Cabe indicar que los datos que obtengamos son meramente orientativos, ya que la validación debemos siempre hacerla con ITV para que a la hora de pasar la inspección no tengamos ningún problema y se cumplan todas las condiciones de seguridad. Todo lo indicado anteriormente se encuentra regulado por el Real Decreto 736/1988 B-O.E Nº 301.

Etiquetas: ,



Deja un comentario



He leído y acepto la política de privacidad

Categorías

Archivo