91 351 99 36
Blog

Cómo reaccionar ante una riada si vamos circulando en el coche

Las lluvias torrenciales pueden provocar que las carreteras queden completamente inundadas, por lo que el consejo más recomendable sería NO CRUZARLA, ya que al hacerlo corremos el riesgo de ser arrastrados por la corriente con consecuencias muy graves.

Si por un descuido nos encontramos ante esta situación es muy importante saber cómo reaccionar, sobre todo para salvaguardar las vidas de los pasajeros. El caso más peligroso que se puede presentar es que el vehículo arrastrado por la corriente caiga en un río o en el mar.

Cuando nos encontramos con temporales de lluvias intensas o continuas, se debe hace el menor uso de vehículo en de la medida de lo posible, a fin de no correr riesgos. Pero si no tenemos más remedio que coger el coche, hemos de estar atentos al parte meteorológico del lugar por donde trascurra nuestro recorrido, reducir la velocidad para aumentar la seguridad y revisar el estado del coche, en especial los neumáticos; estos son factores primordiales ante estas circunstancias.

Si irremediablemente entramos en una riada, damos unos consejos para saber cómo reaccionar ante este imprevisto.

— Si es posible, evacúa el vehículo e intenta alejarte de él y de la vía que está anegada. En caso de que quedes atrapado y no sea posible la evacuación, ponte en un lugar visible para que puedan localizarte los servicios de emergencia.
— Si el agua de la riada cubre el vehículo haciendo que sea imposible abrir las puertas por la presión, la recomendación es no intentar abrir las puertas. Debemos ponernos el cinturón de seguridad que nos protegerá de los posibles impactos que sufra el coche al ser arrastrado por la corriente.
Si el vehículo se inunda por completo, debes evacuar el vehículo. Para ello, tenemos que esperar a que la presión de fuera se iguale a la de dentro y podamos abrir las puertas. Si abre la puerta sin igualar la presión, el agua entra en el coche de forma torrencial, algo muy peligroso. En caso de que no podamos abrir la puerta o tengamos miedo de la descompresión, podemos salir por las ventanillas.
— Siempre tenemos que abandonar el vehículo por el lado contrario a la corriente de la riada. Si nos vemos obligados a nadar para abandonar la vía es importante recordar nadar en la misma dirección de la corriente y buscar un saliente o un lugar donde poder agarrarnos para salir.

Si tenemos el infortunio de que finalmente el vehículo cae al mar o en corriente de río profunda, estos son los consejos a tener en cuenta:
— Cuando el coche se empieza a sumergir tenemos que desabrocharnos el cinturón y salir por las ventanillas rápidamente (en el caso que sea necesario rompiéndolas). Esto se debe hacer lo más rápido posible para que podamos evacuar el vehículo antes de que se sumerja.
— Hay que intentar buscar un lugar seguro o algo con lo que poder mantenerse a flote e intentar llegar un lugar seguro. Es importante alejarse lo antes posible del vehículo. En el mar, si nos desorientamos bajo el agua, podemos seguir las burbujas para subir a la superficie.

 

(imagen DGT)



Deja un comentario



He leído y acepto la política de privacidad

Categorías

Archivo