91 351 99 36
Blog

Todo lo que necesitas saber sobre los vehículos autónomos

Un vehículo autónomo es un vehículo robótico o, dicho de manera más informal, un vehículo sin conductor o ‘autoconducido’. Se trata de un vehículo capaz de llevar a cabo las capacidades humanas de manejo y control, así como de percibir el medio que le rodea para circular de forma autónoma.

Aunque tendemos a pensar que los coches autónomos y los coches eléctricos son lo mismo, son tipos de vehículo distintos, si bien tienen bastantes similitudes por lo que se refiere a las nuevas tecnologías.

Lo que se pretende con la implantación de estos nuevos vehículos es acabar con dos de las lacras históricas del automóvil: la contaminación y las muertes que provoca su uso.

Estos vehículos utilizan técnicas complejas como láser, radar o sistemas de posicionamiento global y visión computarizada para percibir el entorno en el que se realizará la conducción.

Los usuarios de estos vehículos podrán disfrutar de los trayectos y aprovechar el tiempo para realizar otras tareas ya que es un coche que “anda solo”, cambiando así nuestro estilo de vida, ya que nuestro papel activo al volante quedará en un segundo plano y dejará de ser imprescindible, permitiendo así que el tiempo que pase el usuario a bordo sea tiempo para uso profesional o lúdico. 

Según estudios recientes en este sector las compañías con mejores perspectivas serán las que se dedican a desarrollar sensores, sistemas de integración, mapas de alta resolución o semiconductores.

Se perfilan como punteras en estos vehículos las siguientes empresas: Mobileye, Delphi, Civil Maps y Here, entre otras, aunque el futuro de la conducción autónoma depende también de la calidad de las redes de telecomunicaciones y en este sentido Intel, Nvidia o Infineon aspiran a liderar el negocio. Algunas de las marcas conocidas de automóviles ya se han animado a su fabricación como es el caso de Audi, Mercedes, BMW, Tesla, Nissan y Ford.

Estos vehículos ya son capaces de circular por sí mismos en autovía: aceleran, frenan, se adaptan a la velocidad de la vía, se mantienen en el carril y mantienen la distancia con el vehículo que les precede. El conductor puede dejar que el coche vaya solo pero tiene que estar atento y tener las manos en el volante. Si no lo hace, actuará de forma ilegal y será multado.

Debido a esto, en Estados Unidos se aprobó el 4 de octubre la primera ley del coche autónomo, ya que la legislación vigente obligaba a que siempre haya una persona al volante cuando el vehículo se encuentre en movimiento. En este mes de noviembre se han llevado a cabo en Arizona las primeras pruebas con estos vehículos sin que se encuentre ninguna persona en su interior.

Durante los próximos años, el mundo del automóvil sufrirá una revolución en cuanto a cambios y avances se refiere, recientes estudios prevén que las ventas de estos vehículos se disparen a 129 millones entre los años 2020 y 2035.

Nos mantendremos al tanto sobre estos avances revolucionarios en el mundo del motor para poder informarles de las novedades que vayan teniendo lugar.

Etiquetas:



Deja un comentario



He leído y acepto la política de privacidad

Categorías

Archivo